Quiénes somos, fuimos y seremos...

Éramos María Victoria, María Virginia y Maria Soledad… y en Reconquista, nuestra ciudad de la infancia, siempre fuimos “Las López”.
Comenzaba el 2002 y los tiempos eran económicamente difíciles, y si bien cada una vivía en un lugar distinto (Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires) tuvimos un sueño común: vivir de una actividad que nos gustara y nos recordara de dónde venimos.

Fue así que - sin celular en esa época! - lejos pero cerca, comenzamos haciendo chales y carteras con una onda antigua y barroca, nosotras mismas... pequeñas obras de arte bordadas y tejidas a mano en satenes y sedas, literalmente “sacadas del baúl de la abuela”.

Entre las tres armamos un gran equipo: todas diseñábamos y cumplíamos alguna otra función para que nuestra “pyme” creciera.
Así pasaron varios años y llegaron los sobrinos, los cambios y nuevas oportunidades laborales para las tres. Fue así que pusimos un paréntesis (…) a nuestro sueño común por varios años, pero siempre con ese “hilo rojo” latente uniéndonos…

Hoy -¡17 años después!- como en una imagen de la infancia sentaditas en nuestros silloncitos, con 8, 7 y 4 años, cada una con su par de agujas de madera aprendiendo punto “santa clara” de la mano de nuestra abuela Adelia, rodeadas de las tías tejiendo, tomando mate dulce y conversando bajo los árboles y el calor santafesinos - Vir y yo (Vicky) nos reencontramos en la misma pregunta: “¿Y si volvemos a empezar algo juntas?”… sabiendo que intentar responderla forma parte de la trama de nuestras vidas.