Cada una de nuestras prendas está realizada a mano 100% con la técnica del telar de mesa, por alguna de nuestras tejedoras o por nosotras mismas.

Por ser tejidos artesanales, nuestra producción es reducida y por lo tanto también es exclusiva. Si bien cada prenda del mismo modelo es similar, nunca es exactamente igual: su “verdadera belleza” radica en que, por ese motivo, cada una es única. 

Quien usa una prenda tejida a mano valora ese proceso artesanal, detrás del cual una persona dedicó su tiempo para tejer sus pensamientos y emociones con lanas e hilos.